¿MORIR POR SER MUJER? FEMICIDIO: LA EXPRESIÓN MÁS EXTREMA DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER


A 52 días del comienzo de 2019 nuestro país registra la lamentable estadística de 33 femicidios, o sea ´que una mujer es asesinada cada 32 horas (Observatorio de Femicidios de la República Argentina).

 

Pese a la promulgación de la Ley 26.485 (Ley de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer-2009), donde entre otros puntos se incluyen la pérdida de la responsabilidad parental y el agravamiento de la figura penal de homicidio por razones de género, estas cifras van in crescendo y lamentablemente pareciera no existir freno alguno a esta problemática.

Es notorio que, además de observarse modalidades cada vez más crueles, parece no existir ningún tipo de inhibición o “piedad” de parte de los asesinos.

No los acobarda un embarazo –notorio o no- y ni siquiera la presencia de niños durante el acto criminal

Lamentablemente queda mucho por transitar en lo que hace a la lucha contra el femicidio y su castigo: la tipificación del delito, la visibilidad de estadísticas y las propuestas de concientización y prevención aún no logran disminuir este doloroso flagelo.

Desde nuestra Asociación recordamos a los profesionales de la salud la OBLIGACIÓN DE DENUNCIAR los casos de violencia de género, cualquiera sea su forma, de los que tomen conocimiento en ocasión de su labor (Ley 26.485, artículo 18).

MUJER: SI OTRA MUJER TOMA TU MANO O TU BRAZO SORPRESIVAMENTE EN LA CALLE, NO TE ASUSTES, NO TE ALEJES. CON ESE SIMPLE GESTO PODÉS ESTAR EVITANDO QUE OTRA DE NOSOTRAS SEA LASTIMADA!

SECRETARÍA DE IGUALDAD DE TRATO, OPORTUNIDADES Y GÉNERO